Contacto: +34 91 001 67 67

Cabify vs Taxi, desde el punto de vista del Ciberespacio

Traffic jam in Kiev. Ukraine

Quiero aprovechar la noticia ayer publicada en prensa sobre Cabify para reflexionar de nuevo sobre las cibernormas y los problemas de aplicabilidad del Ciberderecho.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha desestimado la demanda de la Federación Profesional del Taxi de Madrid contra la empresa Cabify, que de forma similar a UBER, conecta a viajeros con conductores.

La Federación argumentaba en su demanda que Cabify incurría en competencia desleal y violación de las normas de transporte en materia de contratación de servicios mediante vehículos de arrendamiento con conductor, pero el auto del Juzgado ha determinado que esas normas en las que se fundamentaba la demanda no imponían obligaciones a Cabify, sino a los titulares de licencias de vehículos de alquiler con conductor (llamados VTC), con los que Cabify no puede confundirse.

Esta argumentación pone de nuevo en evidencia la complejidad de calificar a las ciberempresas conforme a las normas del mundo físico, y la complejidad de resolver algunos ciberproblemas.

Cabify es una ciberempresa, que proporciona un servicio en internet a través de una App. Y el transporte de viajeros es una cosa totalmente diferente.

El ciberespacio es un nuevo mundo virtual en el que las soluciones territoriales no pueden tener la eficacia territorial que se les pretende otorgar en el mundo físico, por mucho que así se pretenda desde las instituciones legislativas y judiciales, ya que el principio de territorialidad y de legitimidad impone normas claras de aplicabilidad.

Este Auto reconoce de alguna forma esta situación: Las normas territoriales no pueden aplicar a empresas cibernéticas.

Esto genera inseguridad jurídica, al no existir una claras normas o reglas de juego.

Los Estados únicamente pueden aplicar soluciones físicas, sentencias territoriales que mueren donde nacen sus fronteras, y no consiguen alcanzar su verdadera finalidad, pero para el ciberespacio no pueden emitir soluciones del mismo tipo.

Los problemas globales, de la red no pueden pretender ordenarse mediante soluciones locales y territoriales, limitadas al espacio físico de una nación o conjunto de ellas.

Si se considera que la actividad de Uber o Cabify es un ciberproblema, la única solución eficaz debería proceder de internet, ya que se trata de ciberservicios globales, y no solo territoriales.

Sin embargo hasta dar con la solución eficaz y perfecta, los problemas del Ciberespacio tendrán que seguir solucionándose en el Ciberespacio, a través de la regulación de cada una de las plataformas. Ver post La Cibersoberanía de las islas del Ciberespacio

De nuevo cabe volver a declarar que “Actualmente, no es la Ley la que rige Internet, sino la Red la que rige el Derecho”

Author: Álvaro Écija

Leave a Comment