Contacto: +34 91 001 67 67

Así es un “ciberabogado”

El abogado, ese personaje imprescindible en nuestras sociedades para la resolución de conflictos, sufre una verdadera metamorfosis en el mundo cibernético.

Su primera dificultad es que en Internet no existe ningún organismo que lo habilite tal y como lo conocemos actualmente. Y aunque es cierto que entre los años 1990 y 2010 había surgido una nueva clase de abogado especializado en el derecho de las tecnologías de la información y las comunicaciones, hoy quiero referirme a otra categoría diferente: la de los nuevos abogados que están naciendo estos días para actuar directamente dentro de la propia red.

Esta nueva figura,  el “ciberabogado”, tiene unas cualidades muy distintas a las de sus predecesores:

Además, estos son algunos de sus rasgos de identidad particulares que he podido constatar según mi propia experiencia:

  • El “ciberabogado” sesora a su cliente desde el ciberespacio.
  • Conoce los problemas de Internet.
  • Conoce las leyes territoriales donde se ubica, pero conoce mejor las normas que intentan ordenar el ciberespacio.
  • Desempeña dos roles, uno en su espacio físico-temporal, donde asesora a ciudadanos, organizaciones y empresas en materias TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y otro donde asesora a ciberciudadanos y ciberempresas en el nuevo entorno, con nuevos paradigmas, conflictos y normas.
  • Cumple de forma voluntaria normas básicas de deontología aunque no exista organismo que se lo imponga.
  • Ayuda a la resolución de conductas antisociales con el fin de intentar conseguir una actividad cívica y pacífica en la Red.
  • Realiza tareas sin intervención humana.
  • Automatiza tareas jurídicas que pueden ser realizadas por computación.

Author: pinabrand

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.